La compra-venta de Facturas, fraude fiscal.

Imagen

Desde hace ya varios años, en sitios web dedicados a la promoción del comercio en línea, como lo son “olx, mercado libre, evisos, y otros”, se ha proliferado la oferta de servicios mal llamados de planificación fiscal o estrategia fiscal, que lamentablemente tienen mucha demanda y peor aún, constituyen un delito.

Se pueden distinguir estos anuncios por sus encabezados: “ofrezco facturas para deducir impuestos”, “venta de facturas para deducir ISR, IVA, IETU”, “facturas para comprobaciones y declaraciones”, y la favorita “deduce, comprueba, facturas 100% legales”.

Como antes lo señalé, este tipo de servicios prolifera en Internet, y tiene mucha demanda por parte de contribuyentes que, por ahorrar dinero, hacen caso de su “asesor en planificación fiscal”.

La compra de facturas, para deducir impuestos no es otra cosa que cometer el delito de defraudación fiscal, tipificado en el artículo 108 del Código Fiscal de la Federación, cuya penalidad es de 3 meses hasta 9 años de prisión.

¿Cómo funciona la venta de facturas?

La historia siempre es la misma:

1.- El vendedor ofrece al contribuyente una manera “legal” de ahorrarse el pago de contribuciones al fisco federal, ISR, IETU, IVA, fingiendo una operación de prestación de servicios por parte del mismo vendedor al comprador. Desde luego, ambas partes hacen un contrato ficticio de prestación de servicios profesionales, pero estos nunca se prestan.

Para lo anterior el vendedor cuenta con varias empresas legalmente constituidas, cuyo objeto social siempre consiste en la prestación de servicios intangibles, tales como servicios profesionales de consultoría, de administración, de mercadotecnia, de capacitación, y otros.

2.- El comprador acepta la oferta, y como si se hubiera prestado el servicio, deposita en la cuenta bancaria, señalada por el vendedor, la cantidad por la que desea que se le expida o “vendan” facturas, para comprobar gastos, y deducirlos del pago de sus impuestos.

3.- Realizado el depósito, el vendedor expide la factura al comprador, quien felizmente la agrega a su contabilidad para deducir impuestos.

4.- Posteriormente el mismo vendedor le regresa el dinero depositado al comprador en efectivo, claro, previo descuento de una pequeña comisión cobrada por el vendedor, que en realidad es el precio de la compra de la factura.

Defraudación fiscal.

Como lo dije anteriormente, esta operación no es otra cosa que cometer el delito de defraudación fiscal. Y lo peor de todo, los vendedores alegan en sus anuncios que son 100% legales.

Así pues, el artículo 108 del Código Fiscal de la Federación dice: comete el delito de defraudación fiscal quien con uso de engaños o aprovechamiento de errores, omita total o parcialmente el pago de alguna contribución u obtenga un beneficio indebido con perjuicio del fisco federal.

El delito de defraudación fiscal se sanciona con las penas siguientes:

I. Con prisión de tres meses a dos años, cuando el monto de lo defraudado no exceda de  $1,369,930.00.

II. Con prisión de dos años a cinco años cuando el monto de lo defraudado exceda de  $1,369,930.00 pero no de $2,054,890.00.

III. Con prisión de tres años a nueve años cuando el monto de lo defraudado fuere mayor de  $2,054,890.00.

Tenemos que la celebración de la operación ficticia, que lleva a la expedición de las facturas, para declarar gastos y deducir impuestos, cuyo último fin es el de no pagar contribuciones en perjuicio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, actualiza los elementos del tipo penal del delito de defraudación fiscal.  Lo anterior en perjuicio del contribuyente, quien será sancionado siempre con penas de prisión, que van desde los tres meses hasta los nueve años.

Este tipo de “estrategia fiscal” se vende públicamente en Internet, es un delito fiscal, y nuestras autoridades hacendarias tienen que actuar de inmediato. Como lo señalé antes, quienes ofrecen este tipo de servicios, son organizaciones a nivel nacional, delincuencia organizada en delitos de cuello blanco.

Para finalizar este comentario, hacemos la recomendación a los contribuyentes de no dejarse llevar con promesas de ahorro en el pago de sus contribuciones, no es legal, y está en riesgo su patrimonio y libertad.

Atte. Lic. Jorge Eduardo Viejo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s